Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP).

Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP)

Creada el 15 de diciembre de 1983 por el presidente de Argentina Raúl Alfonsín, con motivo de investigar las incontables violaciones a los derechos humanos que estaban sucediendo en el período del llamado Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983).

Compuesta por Ernesto Sábato (presidente), Ricardo Colombres, René Favaloro,Hilario Fernández , LongCarlos T. Gattinoni, Gregorio Klimovsky,Marshall T. Meyer, Jaime de Nevares, Eduardo Rabossi, Magdalena Ruiz Guiñazú ( primera periodista que puso al aire a las Madres de Plaza de Mayo), Santiago Marcelino López, Hugo Diógenes Piucill, Horacio Hugo Huarte. Contando con Graciela Fernández Meijide, Daniel Salvador, Raúl Peneón, Alberto Mansur, Leopoldo Silgueira, Agustin Altamiranda como secretarios de la organización.

Su principal objetivo era determinar la suerte corrida por los miles de desaparecidos durante este tiempo. Muchos fueron las declaraciones y testimonios recogidos, así como la confirmación de la existencia de cientos de Centros de Detención Clandestinos.

Durante la dictadura, con el pretexto de combatir a los guerrilleros se terminó implementando un plan sistémico de desaparición de todas las personas consideradas subversivas –quienes eran secuestrados, muchas veces torturados y finalmente asesinados; fueron pocos los que corrieron suerte distinta. Las autoridades implicaban negaban toda participación en el asunto.

En el Artículo 2º, Decreto 187/83 se plantea que como premisas a seguir, la Comisión debía:

 

  • Recibir denuncias y pruebas sobre aquellos hechos y remitirlas inmediatamente a la justicia si ellas están relacionadas con la presunta comisión de delitos
  • Averiguar el destino o paradero de las personas desaparecidas, como así también toda otra circunstancia relacionada con su localización.
  • Determinar la ubicación de niños sustraídos a la tutela de sus padres o guardadores a raíz de acciones emprendidas con el motivo alegado de reprimir al terrorismo, y dar intervención en su caso a los organismos y tribunales de protección de menores.
  • Denunciar a la justicia cualquier intento de ocultamiento, sustracción o destrucción de elementos probatorios relacionados con los hechos que se pretende esclarecer.
  • Emitir un informe final, con una explicación detallada de los hechos investigados, a los ciento ochenta (180) días a partir de su constitución.

 

Como resultado final de esta investigación fue entregado un informe al presidente Raúl Alfonsín, donde se registraba la cifra de desaparecidos que ascendía a 8 961, así como el cálculo de 380 Centros Clandestinos de Detención. Dicho informe constituyó una prueba contundente para demostrar en el «Juicio a las Juntas» el carácter sistémico de la proyección gubernamental durante el período.

 

Obra Comprometida  

haga un comentario

Can't read? Reload