Arturo Félix González Naya

Mayor del Ejército. Jefe del Departamento de Investigaciones de la Policía de Tucumán. Responsable del centro clandestino de detención que funcionaba en la Jefatura de Policía de Tucuman. Vinculado a crímenes de lesa humanidad y la violación de derechos humanos. Amparado por la Ley de Obediencia Debida. Sobre él pesa una orden de captura por la desaparición de 20 personas en 1980.

 

haga un comentario

Can't read? Reload