Luis María Mendive «El Cristiano»

Vicealmirante. No se benefició de las leyes de Punto Final y de Obediencia Debida, pero el ex presidente Menem le incluyó en el decreto de indulto de octubre de 1989. En el auto de procesamiento del juez Garzón se recuerda: «En marzo de 1976, el almirante Mendía, imputado en esta causa, arenga a sus oficiales en Puerto Belgrano en los albores del golpe de Estado advirtiéndoles de que las órdenes de la cúpula militar son: combatir todo lo que sea contrario a la ideología occidental y cristiana. Para ello, afirma: contamos con el beneplácito de la Iglesia. El mismo Mendía aprovecha la ocasión y les explica el método que deberá seguir la Armada en la lucha contra la subversión. Así, se actuará con ropa de civil, en operaciones rápidas, interrogatorios intensos, práctica de torturas y eliminación física a través de acciones en aviones desde los cuales, en vuelo, se arrojarán los cuerpos vivos y narcotizados de las víctimas al vacío, proporcionándoles de esta forma una muerte cristiana».

Falleció a los 82 años, en su casa donde cumplía arresto domiciliario. El represor, que sufría problemas cardíacos, estaba procesado por delitos de lesa humanidad por Megacausa ESMA.

A Mendive también se le atribuyó haber sido el impulsor del robo de bebés a secuestradas embarazadas en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) para darlos en adopción ilegal y «evitar la contaminación» que habría supuesto a los niños devolverlos a sus familias biológicas.

 

haga un comentario

Can't read? Reload