1952

NSA: una de las más extensas organizaciones norteamericanas de inteligencia.

Agencia de Seguridad Nacional (NSA)

La Agencia de Seguridad Nacional es la organización responsable por el monitoreo global, la recolección, decodificación y análisis de información y datos para propósitos de espionaje y  contrainsurgencia. Se originó como una unidad de descifrado de comunicaciones encriptadas durante la Segunda Guerra Mundial, en la administración de Harry S. Truman, en el año de 1952. Desde entonces, se ha convertido en una de las más extensas organizaciones norteamericanas de inteligencia en cuanto a personal y presupuesto. Opera bajo la supervisión tdel Departamento de Estado, y responde simultáneamente al Director de Inteligencia Nacional.

Tiene su cuartel general en Fort Meade, Maryland. Se define como una organización criptológica encargada de resguardar los sistemas de información del Gobierno de los Estados Unidos y analizar las comunicaciones internacionales en función de los intereses vitales de la nación.

Pero en la guerra terrorista que la administración Bush junior ha emprendido a escala global bajo el pretexto de luchar contra el terrorismo y cuyo verdadero objetivo es lograr una hegemonía imperial universal, la NSA se ha visto implicada en dos escándalos.

El 17 de diciembre del 2005, George W. Bush, reconoció que él mismo autorizó las escuchas secretas a sus propios ciudadanos después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

En una alocución en directo desde la Casa Blanca por radio y televisión, Bush se refirió así a la información publicada el día antes por el diario The New York Times, según las cuales autorizó sin el debido permiso judicial el espionaje de comunicaciones de ciudadanos de EE.UU. y extranjeros en su territorio tras los atentados.

El periódico británico The Observer citó el 3 de marzo del 2003 un memorándum escrito por un oficial de la NSA que describió las órdenes enviadas al personal de la agencia para aumentar las operaciones de vigilancia «especialmente dirigidas a (...) miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (excepto Estados Unidos y Reino Unido, por supuesto)», para obtener información actualizada sobre la intención de voto de estas delegaciones respecto a una posible intervención militar en Irak.

Este documento filtrado deja claro que el objetivo de estos esfuerzos de vigilancia serían las oficinas en el edificio de Naciones Unidas, en Nueva York, de las delegaciones de Angola, Camerún, México, Guinea y Pakistán, las delegaciones que aún no se han decantado a favor o en contra de esta intervención y cuyos votos están intentando atraer los partidarios de una intervención, encabezados por Estados Unidos, Reino Unido y España.

El memorándum, dirigido a altos oficiales de la NSA les advierte de que el dispositivo montado por la agencia no sólo les orientará sobre el sentido de su voto, sino que también les facilitará información sobre las «políticas», «posiciones negociadoras», «alianzas» y «dependencias», la «gama total de información» que podría dar a Estados Unidos la capacidad de obtener «resultados favorables a las metas de Estados Unidos y evitar sorpresas».

Con fecha del 31 de enero de 2003, el memorándum comenzó a circular cuatro días después de que el jefe de inspectores de Naciones Unidas, el sueco Hans Blix, entregase su informe sobre el cumplimiento por parte de Irak de la resolución 1441 de Naciones Unidas.

Según el The Observer, dicho texto está firmado por Frank Koza, jefe de la sección de «Objetivos Regionales» de la NSA, que espía los países considerados de importancia estratégica para los intereses estadounidenses. Koza especifica que la información será usada para tener capacidad rápida de respuesta «contra» las delegaciones clave.

haga un comentario

Can't read? Reload